Diviértete creando tus Centros de Mesa: Ideas para tu EventOH!

Hoy queremos hablar de una de las partes más importantes a la hora de crear el diseño de tu boda o evento y es disfrutar con todo el proceso y hacerlo sin límites, porque con esa actitud seguro que el resultado será único y espectacular.

Crea Tus Centros de Mesa

¿Quieres que tus mesas transmitan algo más a tus invitados? ¿Tienes ilusión en que tu boda sea también una experiencia para la vista?

Si tienes claro que tu boda tiene que ser el evento de tu vida y quieres que todos lo recuerden como algo sin precedentes, estás en el lugar indicado, porque hoy la cosa va de fantasía e imaginación.

Piensa sin prejuicios y vamos a comenzar a crear 🙂

Centros de mesa altosUna de las partes fundamentales en la decoración de tu boda, por su protagonismo y su gran peso como elemento visual es la decoración de las mesas. Los manteles, caminos de mesa y bajoplatos, son elementos que ya nos dan mucha versatilidad y nos muestran una primera aproximación del estilo de la boda que queremos crear, sin embargo el toque distintivo vendrá de la mano de los centros de mesa.

Elegir un centro de mesa es una de las partes más divertidas, dado que no solo se trata de seleccionar el centro que más te guste, sino que hay que tener en cuenta que numerosos centros pueden reinventarse y ser decorados con flores, frutas, velas y diferentes elementos. ¡Crea tus centros de mesa! Un mismo centro puede convertirse de una boda a otra en una pieza diferente más atractiva y personal.

Si un solo centro de mesa nos brinda numerosas opciones ¿Qué sucede cuando pretendemos combinar en un mismo evento diferentes centros entre sí? ¿Se puede?

Pues claro que se puede, de hecho hoy queremos proponerte que combines centros de mesa de altura, con centros más bajos, con la intención de generar espacios con movimiento. En Eventoh somos especialistas en alquiler de mantelería y decoración de eventos únicos y te ayudaremos en todo el proceso.

Una de las principales normas a la hora de crear la decoración, es que sobre todo sea una decoración que no prime la belleza frente a la usabilidad, esto significa que siempre la prioridad es que los invitados se sientan cómodos, a gusto y que la disposición de elementos decorativos esté pensada para favorecer esta experiencia y no para mermarla. No tendría sentido que un centro de mesa tapase la visibilidad de los invitados, ya que por muy bonito que fuese, la experiencia sería negativa para ellos. Por esta razón, y primando siempre el sentido común, no queremos renunciar a crear una mesa espectacular.

Imagina una larga mesa imperial, que combine dos tipos de centro de mesa, uno tipo árbol, de altura y con decoración floral, y otro centro de mesa, que de continuidad con la pauta de colores, pero juegue con la iluminación de las velas, para generar sensación de calidez. El resultado, desde todas las perspectivas será único.

Ahora piensa en una boda con mesas redondas, algo muy elegante y sofisticado, con unos centros de mesa altos, al estilo candelabros de ramas, combinados en su base con una serie de centros que den paso a decoración floral, o reforzar el estilo romántico de las velas.

Cumplirían la función de dotar vistosidad, pero también aportarían un valor decorativo importante a cada mesa. Hay centros de mesa altos, que por su sencillez nos brindan la opción de poder ser combinados con otros centros más bajos, creando una composición diferente y especial. Sería el caso de nuestro centro de mesa de árbol, que puede combinarse con flores o dejarlo solo con las velas, y apostar por una continuidad en la mesa a través de otros centros más bajos con velas.

 

Las posibilidades son múltiples y los resultados marcan la diferencia.

¿Te atreves a crear tu propia composición?

Si lo haces recuerda que siempre, lo más importante es que te diviertas y sientas que estás creando el evento de tus sueños

¿Comenzamos? Contacta con nosotros sin compromiso.